Crónica de “Too Many Bronies” por Asturcón (segunda parte)

Nos habíamos quedado en mi fugaz visita al stand de artistas.

En cuestión de una o dos horas se iba a desarrollar la Meetup, el encuentro con los bronies, con el objetivo de reunir el mayor número posible y de comprobar el éxito de la convocatoria. En cuanto a asistencia de miembros del foro fue inmejorable. Ya he citado a Volgrand desde Reino Unido, pero también Pottoka desde el País Vasco, Kristal desde Jaén, Inter y Hot Roader desde Barcelona,… Y luego ya los bronies locales de Madrid que, habituales aparte, se pasaron otros a los que aún no conocía como Moripony, Sunchild o Meer Karl.

No obstante, yo tenía que volver al stand principal para hacer un turno y volver, por lo que me perdí la gran foto:

A esta situación no ayudó que hubiese malinterpretado las ordenes de Atrensis, que me había encomendado la tarea de ser el portador del reproductor de música al que bautizamos en su día como “Soundset Shimmer”. Cuando llegué allí, en efecto, tenía la música, el pen drive que me había dado. Pero no el reproductor. Así que me tocó otra vez volver al stand, cogerlo y dejar a Melody y a Areku atrás, que se estaban encargando voluntariamente del mismo durante la Meetup. Volví justo cuando comenzamos a trasladarnos hacia el parque de enfrente para que pudieran acudir también aquellos que tenían entrada.

Allí Atrensis pronunció un discurso y cantamos algunas canciones, así como hablamos de lo el evento estaba suponiendo. No es ningún secreto que Two Many Bronies fue el evento más ambicioso que habíamos hecho en Madrid hasta la fecha y nos sentimos muy orgullosos de ello.

La Meetup finalizó con una foto de los cosplayers que asistieron:

Cuando volví tenía un turno y aprovechando que Sotsim había venido a visitarnos hicimos un pase del avance de su gran proyecto de vídeos “Ponytología de Ponies”, de la cual disfrutamos a lo grande. Podéis ver en las fotos las caras que veía al otro lado de la pantalla y lo que estaban disfrutando del avance. Auguro que el resultado final será genial.

Acto seguido volví al stand principal para descubrir que tenía un rato de descanso así que me dirigí con Kristal a ver los demás stands no comerciales del pabellón. Había de todo, desde las encantadoras hermanas pegasisters que teníamos en la mesa aledaña, pasando por fanzines, cómics, artistas de hammas, diseñadoras de abalorios, creadores de espadas de softcombat, revistas de temas frikis, stands de otros fandoms como Harry Potter,… La verdad es que fue una experiencia agradable hablar con otros organizadores. Kristal compró una papeleta para un concurso de decenas de cosas hechas a mano (que al final creo que no le tocó) y compramos dos peces rellenos de chocolate. Bueno, eso decían, porque chocolate parecía metal fundido. Eso si, fue lo más rico que comí ese día.

El resto de la jornada se presentó tranquilo con un nivel de visitas constante. Acudí al taller que dirigieron Volgrand y Kristal sobre fanfics, en el cual, aunque la asistencia no fue mucha, hablamos profusamente de la definición de fanfic, de los conceptos y de los fallos habituales. El tema que más se avivó fue, como no, el de las Mary Sue, que siempre es tronchante de discutir.

Acabada la jornada los del equipo directivo ordenamos la recogida parcial de los stands y volvimos para casa sin ninguna demora. Aunque queríamos celebrarlo, no había tiempo porque al día siguiente se nos exigía estar a la misma hora y para colmo estábamos agotados de ir y venir constantemente. Por lo que el acuerdo fue unánime, a descansar, porque mañana sería otro gran día.

El resultado había sido inmejorable. Nunca había estado tan involucrado en una convención y menos desde el papel de uno de los organizadores. Cuando volví a casa lo hice saber en mi Twitter. Lo que no me esperaba es que me retwitteara el mismísimo Foalpapers, que anda enfrascado en un proyecto relacionado con los eventos y convenciones bronies que se realizan a lo largo del globo.

Me fuí a dormir con mis expectativas cumplidas y a la espera de otro gran día, el segundo y último.

Continuará…

Esta entrada fue publicada en Europa, Otros, Quedadas, Spaniard Hooves y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a Crónica de “Too Many Bronies” por Asturcón (segunda parte)